Emprendimiento femenino o cómo romper la barrera de la conciliación, digitalización y financiación

El próximo día 19 de noviembre se celebra “El Día Internacional de las Mujeres Emprendedoras”, instaurado por Naciones Unidas en el año 2014 con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre los obstáculos en el entorno empresarial y financiero con los que todavía se enfrentan las mujeres a la hora de emprender.

Visión general del escenario

El emprendimiento ha adquirido un especial protagonismo en un escenario económico y político marcado por la crisis y por la pandemia. En este contexto, la activación de la iniciativa emprendedora se plantea como una solución a la elevada tasa de desempleo que soportan economías como la española. Sin embargo, tal y como ocurre en el mercado laboral, también en la actividad emprendedora se sigue observando un sesgo de género importante. Esto posiciona a la mujer en los números más bajos de esta esta actividad y así lo demuestran las estadísticas.

Esta realidad, nos lleva entonces a repensar: ¿qué necesitamos afianzar para que este escenario mejore y cambie?

Es allí cuando se asoma la importancia de la formación como factor de apoyo al emprendimiento. Sin duda, la mejora profesional y la actualización constante nos harán cada vez más seguras para afrontar la incertidumbre y crear redes de contactos que nos permitan conseguir soluciones a los problemas que se suscitan día a día. Por otra parte, hacer uso de ese sexto sentido que tenemos todas para que prevalezca siempre el sentido común y el trabajo en equipo.

Las mujeres reclaman su independencia

Desarrollar un proyecto empresarial realista y razonable no es fácil, pero sí es factible si entendemos que la clave está en las personas que conforman el equipo emprendedor. Los contratiempos suceden pero, si el equipo está cohesionado, será capaz de identificar y afrontar cualquier escenario que se presente para asegurar la supervivencia del negocio.

Camilo Parrado, director de Crear Futuro Global, dice: «…invierte en tu educación mental. Ahorrar en conocimiento es invertir en ignorancia y es un riesgo muy alto para el desarrollo del sentido común en un mundo cambiante…».
El sentido común también te permitirá evitar riesgos innecesarios; sobre todo cuando una situación es incierta y peligrosa. Recordando siempre que un lenguaje asertivo y una conducta llena de empatía y positivismo sólo puede traer ganancias y mejoras en el entorno.

Desde la Fundación Nantik Lum y la PEM queremos aprovechar esta efeméride pronta a celebrarse para señalar cómo el papel de la mujer emprendedora ha ido adquiriendo posicionamiento y fuerza en el mercado laboral, no solamente en la puesta en marcha de emprendimientos relacionados con la existencia de servicios sociales, sino de otras startups, ideas sociales y servicios que son una utilidad, estímulo y motivación para cualquier mujer que esté planteándose este reto.

La formación es poder

Promover la igualdad de oportunidades para que desemboque en un empleo de calidad es una acción necesaria. Un ambiente de corresponsabilidad en la vida profesional, familiar y fomentar la incorporación de mujeres y jóvenes al mercado laboral de manera estable, donde el esfuerzo y la implicación de todas las que deciden aventurarse en el emprendimiento se vea recompensado a través de una monetización, que les permita vivir dignamente.

En ocasiones, la falta de conocimientos y de formación son los que suelen limitar a la hora de emprender, lo cual se traduce en un fuerte miedo al fracaso, el cual puede ser mitigado con empoderamiento personal y académico. Asesorar y formar en la cultura emprendedora desde las aulas rompe barreras, fomenta la creatividad e impulsa la creación de empresas.

 

Para acabar con esta brecha, es importante contrarrestar la socialización diferencial; esto es, ofrecer cursos y formaciones en igualdad de condiciones y género.

Las mujeres han sido históricamente unas luchadoras incansables. Su tesón y sus ganas de reinventarse cada día para ser mejores y aportar un granito de arena a esta sociedad cambiante, para generar un mayor grado de bienestar, se traduce en el enriquecimiento de su vida y en la constante búsqueda de prosperar en su calidad de vida.

 

Con motivo del Día Internacional de las Mujeres emprendedoras, queremos compartir experiencias de algunas de las mujeres que participan en nuestros programas Avanza y MISSM. De su trabajo y constancia tenemos mucho que aprender. Su camino no ha sido fácil, pero sus historias contagian la alegría, la libertad y la fuerza que impulsaría a cualquier persona a tomar el paso para emprender.

 

 

 

Nataly González, junto a su socia, tiene un despacho jurídico especializado para la ayuda y el asesoramiento de la comunidad migrante en España

«El mejor momento para emprender siempre es el ahora, aun con miedo e incertidumbre.»

Para mí emprender ha sido una experiencia de vida enriquecedora, tanto en lo personal como en lo profesional. Es un desafío ser emprendedora en un sector tradicional siendo mujer migrante, abogada y con posesión de un título extranjero. Junto a mi socia, en Legal Mujeres Totem, hemos tenido que construir nuestra propia trayectoria, nuestro camino y credibilidad en el sector, todo ello ganado con mucho trabajo, bajo una constante formación. Ya no hablo solamente de ganar un sitio en un sector tan específico como el jurídico, sino en el ámbito de ser mujer y emprendedora. Se aprende a vivir con la incertidumbre y a abrazar los miedos para cada día dar un paso firme, con esfuerzo, pasión y amor por lo que hago, con la ilusión de aportar y ayudar cada día a toda la comunidad migrante en España.

Emprender es un proceso con etapas que no nos podemos saltar, por eso siempre el mejor momento es ahora, desde la idea, desarrollar un modelo de negocio, contar con mentores, formarse y trabajar día a día por tu proyecto.

 

 

Laura Pérez Vehí dirige y gestiona la franquicia de Paellamar en el espacio gastronómico de Paellamar en el mercado de Numancia, donde se elaboran diferentes variedades de paella para todos los públicos.

«Convertirme en una mujer emprendedora ha significado mucho vértigo para mí. Mucho más trabajo añadido al que ya tenía, y que empeoraría la conciliación familiar.»

Para mí ha sido un volver a empezar (aunque por edad ya tendría que estar pensando en la retirada). El camino ha sido necesario. El emprendimiento da vértigo, pero a veces es la única manera de asegurarte una renta para el futuro, algo a lo que aferrarse e independencia económica. En mi caso, he de decir que también tiene mucho que ver mi personalidad inquieta. El camino ha sido como un parto doloroso, pero gracias a los grandes médicos como Javier Camin, de Nantik Lum, lo he sobrellevado mucho mejor.

Lo importante para poder tener un cierto éxito, yo creo que es la diferenciación, lo que te hace único. Y eso no tiene momentos.

Aunque el camino ha sido complicado, emprender para mí ha significado satisfacción, seguridad en mí misma y, a pesar de ser un trabajo muy esclavo, sensación de libertad. Lo único que espero es que la administración no me asfixie con impuestos, rentas de autónomos, licencias…. y finalmente tenga que abandonarlo. Ese es el gran miedo.

 

 

Iscarely Cadenas lleva varios meses trabajando para sacar adelante Pasapalos La Latina, un catering latino, mayormente para público venezolano.

«Emprender como mujer para mí ha significado una invitación a atreverme a incursionar, a crear mi propio medio para vivir, mi forma de vida a través del negocio o el emprendimiento que estoy realizando.»

El emprendimiento me ha comprometido de una forma muy especial con todo lo que él mismo implica, me ha conectado con mis raíces, con las personas que colaboran para la concreción de este sueño compartiendo sus conocimientos, con mis familiares y con mis clientes, y eso me ha mantenido enfocada.

Creo que el mejor momento está cuando, por una parte, el emprendedor/a tiene la mejor disposición para dar el paso, cuando está convencido/a de la viabilidad de su modelo de negocio, cuando está en formación para conocer sobre temas inherentes al mismo, y cuando las condiciones legales y administrativas contemplen normativas orientadas a fomentar el emprendimiento.

Ha sido fundamental en esta etapa la formación en la materia del emprendimiento, el acompañamiento, la asesoría. El compartir experiencias y saberes me ha ayudado a comprender más y mejor lo relacionado con este amplio mundo del emprendimiento.

 

Don Polinaro es una idea que surge a través del trabajo de dos mujeres, Carla y Cynthia, las cuales llevan muchos años de recorrido en el mundo de la hostelería y desde agosto de este mismo año, han empezado a darle forma a su propio negocio.

«Emprender Don Polinario fue un camino de mucho aprendizaje constante y muy enriquecedor.»

Siempre estábamos esperando el momento idóneo para emprender, el momento en que nuestras cuentas estuvieran más estables, en que nuestras ideas de proyecto tuvieran más claridad, y así muchas cosas. Pero si bien es cierto, nos dimos cuenta de que no existe “el mejor momento” para emprender, solo se trata de empezar a moverte, averiguar, buscar ayuda, y hacer realidad tus sueños poco a poco, cuando estás viviendo un sueño, es mucho más fácil mantener alta tu motivación. Ir a trabajar cada día es una ilusión y un reto apasionante.

Para mi ha significado “libertad”, libertad en gestionar mi tiempo, gestionar mis horarios, en tomar decisiones, compartir ideas, tener un margen más amplio para enfocar mi proyecto según mis gustos e ideas. Llevar a cabo mi negocio significa dejar mi huella, tendrá un pequeño impacto en la vida de las personas.

 

Nataly, Laura, Iscarely, Cynthia y Carla, son solo algunos ejemplos de todas las mujeres, con valentía y tesón que tenemos en nuestra fundación. Su perseverancia, su confianza en sí mismas, su fuerza y su lucha son características que las definen y que han sido la clave de su propio triunfo. 

 

Gracias a todas ellas y al resto de mujeres con las que colaboramos. En la Fundación Nantik Lum y la PEM cada día tenemos más motivos para seguir trabajando con un colectivo que es minusvalorado y que posee pocos recursos para el emprendimiento, la conciliación y el impulso en el mercado laboral. 

 

 

____________________

Si necesitas más información o asesoramiento sobre tu caso en concreto, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales de autoempleo a través del correo electrónico avanza@nantiklum.org.

 

Últimos Artículos

Comparte este artículo