Las “Soft Skills”; cada vez más importantes para emprender

Por Manuel Márquez, Voluntario de la Fundación Nantik Lum

Quizá muchos de nosotros y nosotras no hemos oído hablar todavía de las competencias “blandas” o “soft skills”, pese a que cada vez se escucha hablar más de ellas desde la publicación del clásico artículo de Goleman “What makes a leader?” (“Qué cualidades reúne un líder” en una traducción libre), en la Harvard Business Review de 1988.  

En nuestro país también han ganado mucho protagonismo y si ponemos un poco de atención en nuestro entorno, encontraremos también estas competencias en los colegios de nuestras hijas e hijos, en las ofertas de empleo que se publican, en el deporte profesional de alto nivel, etc.  

Pero ¿qué son exactamente las competencias “blandas”? A modo de resumen, son las características y competencias de nuestro comportamiento individual como profesionales en el ámbito de las empresas u organizaciones. Son totalmente complementarias con las habilidades “duras” a las que estamos más acostumbrados, que son a las que nos descubren en nuestros sistemas de enseñanza tradicionales y las conforman los conocimientos sobre un tema específico que aprendemos en el instituto o en la universidad, los idiomas y las destrezas, que nos permitirán desempeñar determinadas tareas o brindar soluciones a problemas técnicos.  

Dentro de estas habilidades “blandas” hay un catálogo muy extenso, aunque lo realmente importante es adaptarlas para cada puesto dentro de la organización en función de la “cultura corporativa” Éstos son algunos de los ejemplos que más suelen buscarse en el ámbito de las empresas y organizaciones:  

  • Diagrama soft skills o competencias blandasLiderazgo.  
  • Solución a problemas complejos.  
  • Inteligencia emocional.  
  • Toma de decisiones y manejo del estrés.  
  • Pensamiento crítico.  
  • Habilidades de comunicación y comunicación efectiva.  
  • Empatía.  
  • Trabajo en equipo.  
  • Gestión del tiempo. 
  • Negociación.  
  • Creatividad.  
  • Flexibilidad Cognitiva.  
  • Gestión de equipos.  
  • Adaptación al cambio.  
  • …  

 

Estas competencias solemos encontrarlas directamente descritas en ofertas de empleo, pero si nos detenemos a examinarlas, muchas de ellas son fundamentales si nuestra intención es emprender o si trabajamos ya en nuestra propia empresa.

Me imagino que muchos/as de nosotros/as, incluso dejando de lado nuestra autoexigencia, nos estaremos preguntado ahora ¿cómo puedo adquirir estas habilidades “blandas” si son clave para emprender mi negocio? No hay una única respuesta para esta pregunta, ya que adquirir estas competencias pasa en realidad por una combinación de diferentes recursos y herramientas:   

  • Muchas personas de forma natural ya las presentan, puede que por la educación y valores que han recibido durante su infancia y juventud en el marco de su familia, profesores, amigos… 
  • Programas específicos diseñados para su práctica y desarrollo; procesos de mentoría, coaching, etc.  
  • Profesionales que las desarrollan siguiendo el ejemplo de jefes/as, líderes y/o compañeros/as de trabajo o amistades, mediante lo que se ha denominado con esa extraña expresión, aprendizaje “vicario”.  

En cualquier caso, según nuestra experiencia, las “canas” ayudan mucho en el aprendizaje de estas competencias. Como decían nuestras abuelas: ¡la experiencia es la madre de la ciencia!  

La parte buena: nunca es tarde para desarrollarlas gracias a nuestra “plasticidad cerebral”, la capacidad que tiene nuestro cerebro de aprender (o desaprender), sin que importe nuestra edad o circunstancias personales y/o profesionales. Así que, ¡ya no valen excusas!  

¿Cuándo y cómo empezamos? Una breve pista: Como indica Goleman en su artículo, la puerta que abre el camino hacia la inteligencia emocional y el desarrollo de estas competencias, no es otra que el autoconocimiento de uno/a mismo/a.   

En ESTE mini módulo te damos un ejemplo de “soft skill” que podemos adquirir gracias a algunas herramientas que nos ayuden a enfrentar una situación complicada en nuestra propia empresa tratando de apoyarnos en el razonamiento, la objetividad y el pensamiento lógico. Dominar la toma de decisiones efectiva en situaciones estresantes puede ser un factor determinante para que nuestro proyecto prospere.

 

Desde la PEM (Plataforma de Emprendimiento y Microfinanzas), queremos ayudarte si necesitas asesoramiento con estas “soft skills” o en cualquier otro asunto que afecte a la gestión de tu proyecto de emprendimiento con la ayuda de expertos que podrán asesorarte de manera 100% online. 

Escríbenos a 📩 pem@nantiklum.org y nos pondremos en contacto contigo.

 

Manuel Márquez,
Voluntario de la Fundación Nantik Lum

Últimos Artículos

Comparte este artículo