Manuel Mandelli, yallayalla.es

Manuel Mandelli, co-fundador del portal internacional de viajes “YallaYalla.es” nos cuenta cómo, de una sencilla idea, surgió un negocio de gran éxito e impacto a nivel internacional. No te pierdas su historia descrita a continuación.

 ¿Cómo surgió tu idea de negocio y quién te apoyó en todo el proceso?

Yalla Yalla nace en 2010, aunque sus raíces ahondan en el lejano 1992, cuando en mitad del océano Pacífico una nave mercancías esparció en el agua una carga de más de 30.000 patitos de goma, que a lo largo del tiempo se han convertido en codiciados objetos de colección en todo el mundo. Los patitos, de hecho, consiguieron llegar a todos los rincones del planeta, acabando de una vez por todas con esa imagen  que los condenaba a navegar sólo dentro de nuestras bañeras. YallaYalla nace de este preciso concepto, es decir, a partir de la voluntad de querer hacer posible cualquier destino y de no tener que quedarse en casa, atrapados en la rutina de la vida cotidiana. Hace más de tres años, Paolo Pezzoli y yo nos dimos cuenta de que el mercado italiano presentaba cierto retraso en este sector respecto a otros países europeos: aquí, en nuestro país, las agencias de viajes, por aquel entonces, no hacían más que cerrar, sin que a ninguna de ellas se les ocurriera abrirse al sector online. Además, mientras la media europea de penetración en el mercado de los paquetes vacacionales era del 24% sobre el total, en Italia se quedaba en el 4%: estábamos convencidos de que el problema no era la falta de demanda, sino de oferta.

Es por esto que al final decidimos dar vida a la primera agencia de viajes online italiana y adoptar el patito de goma como nuestra imagen de empresa, puesto que para YallaYalla es siempre mejor viajar por el mundo que quedarse atrapado en una bañera.

Una vez desarrollado el portal, después del lanzamiento de la actividad comercial y de haber conquistado el mercado italiano, nos dimos cuenta de que nuestra tecnología y nuestros servicios estaban siendo muy competitivos también en ámbito internacional y, dada la semejanza entre el mercado español y el italiano, decidimos considerar casi de inmediato, la península Ibérica nuestra primera salida internacional.

Yalla Yalla ofrece hoy a los consumidores que desean reservar las vacaciones de sus sueños directamente desde casa; un elevado nivel de profesionalidad y calidad en sus servicios.  Poniendo a disposición de los usuarios toda la experiencia y el conocimiento necesario para la venta de paquetes de viajes por cuenta de terceros. Asimismo, Yalla Yalla se ocupa de la gestión y de la asistencia de los clientes durante todas las fases del proceso de post venta referente a la compra de paquetes y ofertas de vacaciones, a través de su call center especializado.

El objetivo de YallaYalla es el de ayudar a los usuarios en la reserva de sus vacaciones ideales, mostrando ya desde la primera búsqueda un precio final no sujeto a cambios y garantizando una excelente relación calidad/precio. La política de mostrar desde el primer momento el precio final del viaje, da fe de cómo la transparencia en el servicio sea la base de nuestra filosofía empresarial y de cómo ésta refleje la naturaleza de nuestra página, un lugar donde poder reservar de manera rápida y con la máxima seguridad tus vacaciones.

 ¿Recibiste apoyo para la puesta en marcha de tu negocio?

Entre nuestros inversores hemos creado un fondo de inversión, administrado por la sociedad Vam Investments. Además, pudimos contar  con la participación directa de un socio privado, Matteo Fago co-fundador de Venere.com que creyó en nuestra idea y quiso darnos su apoyo.

 Cuéntanos cuáles fueron las principales dificultades que afrontaste

Una de las mayores dificultades que tuvimos fue la resolución, en general, de los trámites burocráticos requeridos para comenzar con nuestra actividad empresarial. En concreto, con el sistema POS que consiente a los clientes el pago de los paquetes de vacaciones a través de la tarjeta de crédito. Una vez activado, aunque parezca increíble, nos lo retiraron porque la entidad bancaria que nos lo había concedido no podía creer que estuviéramos registrando un volumen de ventas semejante, llegando a alcanzar los 10 millones en el primer año, volumen casi triplicado durante el año siguiente.

Esto nos obligó a correr en busca de otras entidades alternativas. Otro problema que tuvimos que resolver, fue el de encontrar unas instalaciones adecuadas para nuestra actividad: en concreto, al principio tuvimos problemas con las líneas telefónicas y el tráfico datos, no podían sostener los volúmenes en constante crecimiento que estábamos teniendo, ni tampoco eran suficientes para garantizar la asistencia clientes que ofrecíamos antes, durante y después del viaje. Gracias a la experiencia adquirida en el pasado, a nuestro personal y al ambiente de trabajo estimulante, conseguimos hacer frente a estos problemas con el ánimo justo, encontrando la solución mejor a lo hora de hacer de cada problema una ventaja a nuestro favor respecto a  la competencia.

 ¿Cómo accediste a la financiación de tu proyecto?

Conseguimos financiar nuestro proyecto gracias a la elaboración de un business plan estudiado concienzudamente y bien estructurado. Además, la experiencia personal y profesional que tanto Paolo como yo habíamos acumulado en pasado, nos permitió afirmar con seguridad y decisión nuestras intenciones, incentivando a los demás socios para que invirtieran y se embarcaran con nosotros en esta fantástica aventura.

¿Recibes, en la actualidad, apoyo en la gestión de tu negocio?

En la actualidad, seguimos incluyendo en el capital social de la empresa cuotas  asociadas al fondo de inversión y a nuestros financiadores privados.

¿Qué recomendaciones darías a una persona que desea emprender?

Nuestra historia es un ejemplo concreto de cómo una idea simple pero innovadora pueda resultar eficaz contra el fantasma de la crisis: cuando no se encuentra trabajo, es nuestro deber inventárnoslo.

Lo que aconsejo a los jóvenes emprendedores es que se dejen guiar por su instinto, que crean en sus propias ideas, que sean capaces de mantener un espíritu crítico a la vez que independiente con quienes intentan infravalorar las ideas innovadoras, que actúen siempre con transparencia por lo que respecta los clientes, que presten atención y observen el mundo que les rodea, que escuchen las necesidades y los deseos de sus interlocutores, que miren siempre el lado positivo de la vida, y por último, pero no menos importante, que sepan elegir bien sus compañeros de viaje porque el equipo es lo más importante de todo. Puede que parezcan consejos bastante evidentes, pero en el mundo en el que vivimos ahora, caracterizado por una feroz competencia y un pesimismo muy difundido, mirar con optimismo hacia el futuro y creer en las personas y en las propias ideas pueden ser los elementos claves para hacer posible un caso de éxito.

 
yallayalla_logo
Nombre del negocio: yallayalla.es
Web: http://www.yallayalla.es/
Teléfono: (+39) 0541623653
Dirección: via pareto, 5 (RI) Italia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra politica de cookies.

  
ACEPTAR